Flower

BLOG

Aplicaciones para terminales digitales en salud. Guía avanzada


¿De dónde me descargo las aplicaciones para el móvil?

Este segundo bloque lo hemos dedicado a aplicaciones para móviles. Una vez que tenemos un teléfono inteligente o Smatphone, podemos darle muchos más usos que la tradicional comunicación por voz.

La primera pregunta que nos hacemos es, ¿de dónde nos descargamos aplicaciones?

Existen varios sistemas operativos diferentes dentro de los terminales móviles. En España, los más frecuentes son:

  1. Android: con una cuota de mercado que ronda el 85% (Samsung, HTC, LG, Motorola). Actualmente esta empresa pertenece a Google.
  2. iOS: con una cuota de mercado de un 20% (Apple).
  3. BlackBerry OS: menos de un 5% (BlackBerry).
  4. WindowsPhone: menos de un 5% (Microsoft).

Aunque la cuota de mercado general se decanta claramente por terminales con sistema operativoAndroid, parece ser que entre los médicos los más utilizados son los terminales con sistema operativo iOS, aunque parece que esta tendencia está invirtiéndose.

Apple

Con independencia de la guerra de los terminales, los usuarios de Apple solo tienen una posibilidad de instalar aplicaciones en sus terminales a través de un programa específico que gestiona los intercambios de archivos entre el ordenador y todos los dispositivos de Apple. Este programa se llama iTunes y solamente descarga y gestiona archivos adquiridos en la tienda Apple o AppleStore.

iPhone

De esta forma, los usuarios de teléfonos iPhone solamente pueden instalarse aplicaciones de un único mercado de aplicaciones que a su vez controla la empresa que desarrolla los terminales. Este hecho tiene como ventaja que todas las aplicaciones han pasado un filtro de calidad exigente y que, normalmente, funcionan de manera correcta, y como inconvenientes, que el nivel de exigencia para los desarrolladores de aplicaciones es mucho mayor, por lo que algunas aplicaciones no se comercializan para este tipo de terminales.

Android

En cambio, la plataforma Android es mucho más flexible. La compañía Android fue comprada por Google en el año 2005 como una apuesta de esta empresa para posicionarse dentro de los sistemas operativos móviles. Actualmente, el sistema es abierto, es decir, cualquier desarrollador de aplicaciones puede crear y comercializar aplicaciones en este sistema operativo y ponerlas a la venta o distribuirlas de manera gratuita, ya sea en la plataforma oficial de Google (Google Play, antes llamada Android Market) o en cualquier otro mercado de aplicaciones.

En lo referente a aplicaciones sanitarias, existen grandes cantidades de aplicaciones de calidad muy variable en ambos sistemas operativos, pero lo que está claro para muchas empresas es que se trata de un sector con grandes posibilidades de crecimiento, y se ha acuñado ya el término de Mobile Health o MHealth.

Se han desarrollado numerosas infografías donde se pone de manifiesto la importancia progresiva del uso de herramientas portátiles (teléfonos móviles y/o tabletas) en la realidad laboral cotidiana de los sanitarios.

Desde un punto de vista conceptual, las podemos clasificar en varios grupos:

  1. Aplicaciones de uso clínico: para ser utilizadas en la consulta, como calculadoras médicas, conversores, sistemas de ayuda al diagnóstico…
  2. Aplicaciones para estudio o consulta: de revistas médicas, guías de práctica clínica, libros digitales, atlas…
  3. Aplicaciones para los pacientes: prácticamente, para todos los temas de salud; desde enfermedades concretas hasta el mantenimiento de la salud hay aplicaciones disponibles.

Os animamos a que os introduzcáis en este mundo digital con nuevos horizontes por explorar, donde llegará un momento en que a los pacientes les podamos prescribir apps.