Flower

BLOG

¿Tiene cabida Facebook en el trabajo del profesional sanitario? Páginas y perfiles

Facebook es la red social más extendida en nuestro medio y posiblemente (ya que desconocemos el impacto de las redes sociales en China) una de las más importantes en cuanto a número de usuarios en el ámbito mundial. En España, el número de usuarios en el año 2012 fue de más de 12 millones.
Por esta razón, si queremos entablar conversación sanitaria, ya sea con compañeros de profesión o con público general, nuestra presencia en Facebook es importante.

Normalmente utilizamos esta red para compartir información privada, ya que por su estructura une a personas más que contenidos y, por lo tanto, debemos conocer bien los aspectos de seguridad y privacidad que nos permite para establecer qué contenido queremos que sea accesible a cada grupo de personas.

La red social Facebook permite que estemos integrados en ella de 4 maneras diferentes:

1) Perfil: es el origen de Facebook y la forma más habitual para personas en esta red social. La estructura de comunicación hace, en principio, que el acceso a la información sea total y bidireccional, es decir, todos mis contactos tienen acceso a todo lo que publico, y viceversa. Además, los contactos de mis contactos pueden acceder a mi información ya que la filosofía de esta red es ir ampliando la nuestra. Existen maneras de filtrar ciertos contenidos para aumentar la privacidad de lo que publicamos. La relación que se establece entre 2 perfiles es de “amigos”.

2) Página: es la forma habitual e idónea para la presencia en esta red de empresas e instituciones. La relación no es bidireccional, ya que los seguidores de esta tienen acceso total a las publicaciones, mientras que los propietarios de la página no pueden acceder al contenido de sus seguidores. La relación que se establece entre un perfil y una página es de “seguidores” o likers (“me gusta”).

3) Grupo: se trata de un espacio compartido (“muro”) entre perfiles que pueden ser “amigos” o no. El grupo proporciona una vía de comunicación entre personas para el desarrollo de una tarea en común y puede ser abierto o cerrado (dependiendo de la facilidad para que se incorporen de nuevos miembros), y visible u oculto (dependiendo de la facilidad que queramos dar al propio grupo para su búsqueda y localización).

4) Evento: se trata de un espacio donde presentar y difundir eventos ofreciendo datos básicos sobre su localización, contenidos, creando encuestas o recogida previa de opiniones de los potenciales asistentes al evento. La relación de un perfil con el evento es de “asistiré” o “no asistiré”. Se trata, por lo tanto, de una buena herramienta para los organizadores de una actividad, ya que es una buena forma de difundir un acontecimiento; nos puede dar una idea aproximada del número de asistentes y podemos tener una valoración previa de las expectativas de las personas que visitan este espacio.

Según esta estructura de la red social Facebook, las recomendaciones de uso son:

1) Perfil: para relaciones personales (familia o amigos reales), y de esta forma podemos crear un espacio personal para dialogar y compartir información. Hay que vigilar nuestra configuración de privacidad para no exponer nuestra intimidad al ámbito público. La configuración de privacidad de nuestros “amigos” también repercute en el número de personas que pueden acceder a nuestros comentarios.

2) Página: es la forma recomendada para que nos presentemos como profesionales a la comunidad, ya sea desde un punto de vista individual (si queremos tener una presencia en esta red social como profesionales sanitarios) o grupal (páginas de Facebook de centros de salud, hospitales, sociedades científicas, grupos de trabajo en salud, asociaciones o colegios profesionales). De esta forma, todas las personas que nos sigan pueden acceder a nuestro contenido con la seguridad de que nosotros, como propietarios de esas páginas, no podemos acceder a la información de su perfil. Así, Facebook pierde su bidireccionalidad y se convierte en unidireccional, pero mantiene la posibilidad total de interacción y diálogo.

3) Grupo: la posibilidad de crear grupos abiertos o cerrados nos permite crear estructuras para compartir contenido entre un grupo de personas (perfiles) con un interés o tarea común. Por esta razón, la herramienta podría ser interesante para hacer grupos de educación sanitaria dirigidos a la población (grupos abiertos) o grupos de trabajo entre profesionales sanitarios (grupos cerrados en caso de tareas concretas para grupos ya establecidos o grupos abiertos si queremos recibir ideas o propuestas de una mayor cantidad de profesionales).

4) Eventos: una buena forma de promocionar congresos o acontecimientos organizados.

Posiblemente, una de las preguntas que se plantearon en un principio ante el auge de las redes sociales fue: “¿Debo ser amigo de mis pacientes en Facebook?”

Más información:

Facebook activity of residents and fellows and its impact on the doctor–patient relationship Aurélie Guiot GM, Benhamou Y, Benhamou A, Hariri S. J Med Ethics. 2011;37:2:101-4. Publicado primero en version on-line el 15 Dic 2010. doi:10.1136/jme.2010.036293

WMA Statement on the Professional and Ethical use of Social Media. WMA (World Medical Association)

AMA Policy: Professionalism in the Use of Social Media. AMA (American Medical Association).

Social Media para Médicos. Colegio de Médicos de Chile.