Flower

BLOG

e-Paciente: concepto

Con la modernidad digital, hemos logrado poner una “e” por delante de sustantivos conocidos intentando darles una nueva definición. Así, tenemos la e-Salud y, cómo no, también el e-Paciente.

El e-Paciente no solamente es la persona enferma que maneja, de manera más o menos avanzada, las herramientas digitales para conocer más sobre su enfermedad. Se trata de algo (mucho) más, ya que estos recursos, además de proporcionar información originan una formación en conocimientos y habilidades que hacen que sea partícipe en su proceso de enfermedad y tenga un papel activo en la toma de decisiones con los profesionales sanitarios y comparta sus experiencias y conocimientos en redes sociales digitales con otras personas que se encuentren en una situación similar.

Este modelo de paciente (formado en conocimientos y habilidades, partícipe y formador entre pares) es un objetivo que muchos sanitarios tenemos como meta y que intentábamos desarrollar como herramientas no digitales (educación para la salud, actividades comunitarias, formación individual en consulta, ambiente abierto a la participación del paciente en toma de decisiones) y los recursos digitales nos han proporcionado un escenario mucho más amplio y cómodo en el cual el paciente puede buscar más y mejor información a través de la red, y puede ponerse en comunicación con otras personas sin límites de distancia geográfica ni tiempo.

Por lo tanto la “e” no solamente es de “electrónico”, sino también de “experto”, “empoderizado” o “en red”, con lo que el concepto va mucho más allá de la herramienta.

Por supuesto que las herramientas relacionadas con la búsqueda de información y el trabajo de habilidades, las redes sociales para compartir experiencias o las aplicaciones sobre soporte móvil están revolucionando estos aspectos de la salud, pero la base más importante seguirá siendo la relación existente entre la persona que acude a consulta y el profesional que le atiende.

Si quien entra en consulta busca una figura directiva y paternal en su profesional sanitario, este concepto no tendrá cabida en la relación. La situación contraria, normalmente conlleva un cambio de profesional sanitario.

A esta figura de e-Paciente se puede añadir la del e-Cuidador, que cada vez está teniendo más importancia en nuestras consultas.

Bibliografía recomendada

Libro Blanco de los e-Pacientes – e-Patients

El e-paciente y la medicina participativa – SC Salud y Comunicación

El ePaciente y las Redes Sociales | Salud 2.0

Vídeo 1. Conocer a un e-paciente. El blog de Rosa elblogderosa.es Disponible en: youtube.com/watch?v=1lh720JQfPc

Vídeo 2. El e-paciente y la redes sociales. Entrevista a Vicente Traver. Disponible en: youtube.com/watch?v=nlOVcz8fbxI