Flower

BLOG

Gestores bibliográficos: introducción

Un gestor bibliográfico es un programa informático que tiene una serie de funciones de gran utilidad para la gestión de documentos científicos, su almacenaje, la posibilidad de compartirlos, y trabajar de forma colaborativa en sus referencias y crear bibliografías en documentos científicos que elaboremos.
Veamos cada una de esas funciones:

  1. Gestión de documentos científicos: los gestores bibliográficos hacen una serie de “fichas” con campos diferenciados para numerosos tipos de documentos científicos. En la actualidad, debido a la mayor creación de información científica en diferentes medios (desde los tradicionales artículos científicos o tesis doctorales hasta los vídeos o podcast más novedosos), deben ser capaces de crear documentos de clasificación de los mismos con diferentes campos para poderlos clasificar y buscar. Estos campos están compuestos por etiquetas que podemos editar. Algunos de ellos nos permiten actuar sobre el documento almacenado (subrayar un documento tipo PDF o escribir anotaciones al margen), crear campos en la ficha de texto libre para poder hacer anotaciones sobre el documento o incluso enlazar varias fichas relacionadas pudiendo asociar diferentes documentos en una misma estructura. Hay veces que no disponemos del documento original, por lo que estas herramientas pueden obtener los datos de un determinado documento de otras bases de datos, de forma que la mayoría de estos programas pueden conseguirnos la ficha bibliográfica de un determinado artículo científico, bien a través de la búsqueda del mismo en una biblioteca científica, bien a través de un descriptor del artículo (PMID. DOI…).
  2. Almacenaje de documentos científicos: hoy por hoy, no es necesario tener el artículo almacenado en nuestro disco duro. Directamente, desde su ficha bibliográfica, y a través de un enlace, podemos disponer del texto completo (de forma gratuita o de pago) en la red. Al tener toda nuestra información científica en la nube, podemos acceder a la misma desde cualquier terminal, en cualquier localización.
  3. Posibilidad de compartirlos y trabajar de forma colaborativa en las referencias: podemos compartir colecciones bibliográficas, lo cual es muy útil cuando estamos trabajando en la búsqueda bibliográfica en un equipo de investigación. De esta manera, no solamente sabremos si una referencia concreta ya ha sido incorporada, sino que además, podemos trabajar de forma colaborativa sobre la ficha de dicho artículo añadiendo etiquetas, palabras clave o comentarios sobre el artículo.
  4. Crear bibliografías de textos científicos elaborados por nosotros: la mayoría de los gestores documentales poseen ampliaciones asociadas a los principales procesadores de texto, de manera que son capaces de identificar un punto determinado del texto que estamos escribiendo con una referencia bibliográfica concreta. De esta forma, si el texto original se modifica, amplia o corrige alterando el orden de las referencias o incluyendo otras nuevas entre medias, la numeración de las citas bibliográficas y la bibliografía final se va corrigiendo y adaptando a la realidad de cada momento de manera automática, disminuyendo el número de errores a la hora de insertar las citas bibliográficas.

Además de esta labor de gestión de la bibliografía de salida de un texto original editado por nosotros como autores, nos permite elegir el formato y la estructura de la bibliografía de nuestro trabajo adaptándolos a los requerimientos de la editorial o revista en la que lo vamos a publicar.

En el mercado, existen numerosos programas que realizan estas funciones, unos de pago y otros gratuitos, con mayor o menor capacidad de modificar las fichas bibliográficas, con capacidad de extraer datos directamente desde archivos en nuestro ordenador o solo conectándonos a librerías virtuales.

Funcionen como funcionen, son un gran avance para todos aquellos que comenzamos buceando en las grandes y finas páginas de los “Index Medicus” y creando fichas bibliográficas con un bolígrafo y clasificándolas en archivadores físicos.

Durante las siguientes entradas, iremos analizando y revisando los programas que nos han parecido más importantes.

Bibliografía recomendada

1. Gestores bibliográficos | Bibliotecas Universidad de Salamanca [Internet]. [citado 31 Ene 2014]. Disponible en: bibliotecas.usal.es/?q=gestores-bibliograficos-0

2. López Lucas J, Alonso Arévalo J. Gestores bibliográficos: administrando bibliotecas personales| Bibliotecas Universidad de Salamanca [Internet]. [citado 31 Ene 2014]. Disponible en: bibliotecas.usal.es/?q=gestores-bibliograficos-0

3. Santamaría F. Recopilación y análisis de los gestores bibliográficos en la actualidad [Internet]. Blog Fernando Santamaría. [citado 1 Feb 2014]. Disponible en: fernandosantamaria.com/blog/2007/03/recopilacion-y-analisis-de-los-gestores-bibliogrficos-en-la-actualidad