Flower

BLOG

Diez consejos para compartir información de salud en Internet

Los 10 mejores consejos que podemos darte para divulgar información en la red son los siguientes:

  1. Identifícate como profesional sanitario: es importante que en nuestros perfiles profesionales de cualquier red social estemos identificados como profesionales sanitarios y que usemos esos perfiles no anónimos ni con pseudónimos para difundir la información en salud. Si transmitimos y difundimos información sanitaria, ya sea hacia otros profesionales o hacia la población general, lo haremos de una forma mucho más correcta si estamos identificados para que nuestros receptores de la información sepan quiénes somos.
  2. Posiciónate: tanto para crearte una marca personal como para diferenciarte del resto de sanitarios que estamos en la red. Busca tu espacio, tu idiosincrasia, tu personalidad digital…, tu marca personal. Sé tú mismo y date a conocer. Cuanto mejor posicionado estés, más impacto tendrá la difusión de contenidos que hagas.
  3. Conoce las redes sociales: una de las grandes posibilidades de lo que denominamos W 2.0 es la posibilidad de establecer comunicación. Es decir, emitir y difundir contenido creado por nosotros mismos o por otros autores. En el momento actual, la mejor forma para hacerlo es a través de blogs y redes sociales. Conocer su funcionamiento básico, sus limitaciones y sus puntos fuertes es importante para poder sacar el máximo partido de cada una de ellas.
  4. Utiliza la herramienta y el lenguaje adecuado dependiendo del público a quien vaya dirigida la información: si deseamos difundir información sanitaria a la población general de un tramo de edad entre 25 y 55 años, posiblemente debamos utilizar Facebook; si deseamos utilizar el formato vídeo, deberemos abrirnos una página en YouTube, o si deseamos crear grupos de profesionales, optaremos por LinkedIn.
  5. Sé original en las formas: en la actualidad es relativamente sencillo crear contenido digital de forma original y si tienes una buena idea es fácil contactar con profesionales con los que te puedes asociar para hacerla realidad. Los equipos multidisciplinarios van mucho más allá de la multidisciplinariedad sanitaria. Usa elementos novedosos para narrar tu historia de salud. ¿Vídeo?…, ¿por qué no?; ¿infografías dinámicas?, ¿aplicaciones para móviles?…
  6. Difunde contenido de calidad: el contenido aparece ordenado en los principales buscadores a través de un algoritmo de posicionamiento del mismo que, entre otras muchas variables, depende de la importancia que le concedan otros visitantes, es decir, de las veces que se ha enlazado o difundido dicho contenido. De esta forma, cuanto más divulguemos un contenido que consideremos de calidad (ya sea de producción propia o ajena), estamos haciendo que se posicione de una forma más alta y que, por lo tanto, aparezca en los buscadores en puestos más elevados.
  7. Crea contenido: es posible que el contenido en salud existente no sea de tu agrado o que como profesional puedas aportar tus conocimientos y experiencia. ¡Hazlo! Crea un blog, difunde su contenido, corrige la Wikipedia (si tiene errores)…, ¡crea contenido! La mejor forma de luchar contra el contenido falso o de baja calidad es crear contenido de elevada calidad que lo desplace.
  8. Abre tu mente: la democratización de lo virtual tiene como ventaja ofrecer la misma herramienta de difusión a todos los participantes. Aunque puede verse como un riesgo, al final lo bueno (calidad) triunfa y lo malo (ausencia de calidad) desaparece, y nos permite que cualquier profesional que tenga contenido de calidad pueda difundirlo lo pueda hacer con independencia de su profesión o de su relación con la salud. ¿Crees que puede haber ciudadanos que padecen una enfermedad o son cuidadores de pacientes que tienen mayores conocimientos de un proceso determinado que muchos sanitarios?
  9. Da el salto al mundo real: existen numerosos eventos en los que damos nuestro salto al mundo real desde el inicio del conocimiento virtual. Se inician muchas relaciones y aventuras a través de las redes sociales que se traducen en encuentros reales donde nos “desvirtualizamos”. La gran ventaja de las relaciones que nacen en el mundo digital es que suelen ser más heterogéneas en lo profesional y por lo tanto mucho más enriquecedoras.
  10. Disfruta: si logras hacer un divertimento de todo ello, te aseguramos diversión y el contacto con un grupo de profesionales que te ofrecerán buenas cosas.